eurotuft@eurotuft.com

+34 91 879 27 50

Las alfombras persas

Comentarios desactivados en Las alfombras persas Alfombras

Cómo es una auténtica alfombra persa

Si tienes la idea de colocar en tu salón una auténtica alfombra persa, importada, te vamos a ofrecer unos pequeños consejos para saber en qué se diferencia de otros tipos de alfombras, cómo distinguirlas, su calidad y fabricación. Normalmente sabemos qué es lo que queremos, y apreciamos su calidad y sus cualidades de tacto y decorativas, pero como no somos expertos, existen empresas importadoras de alfombras que llevan muchos años con esta actividad y conocen perfectamente los mejores fabricantes y los mercados que las proporcionan, ellos te podrán recomendar y orientar sobre las mejores calidades y las tendencias. La fabricación artesanal no implica no integrar las últimas tendencias decorativas.

Características

Una alfombra persa con certificado de autenticidad, está elaborada con nudo manual, en telares artesanales, y procede de Irán, lo que antes era Persia. Por extensión, se denominan también alfombras persas todas las que provienen de Oriente y se fabrican anudadas a mano a la manera tradicional, con garantía de calidad de los hilos, de los tintes y de su manufactura, lo que les da una muy larga vida útil.

La adquisición de una alfombra persa se convierte con el tiempo en una inversión similar a  una obra de arte, que puede disfrutarse por los descendientes sin perder valor, más bien al contrario. El proceso de manufactura de una alfombra persa es realmente asombroso, se necesitan dos tejedores durante unos nueve meses de trabajo si es de lana; si es de seda, el proceso durará dos años o más. Las fibras para su fabricación son siempre naturales, con su correspondiente proceso de preparación y teñido previo a la confección, y el anudado se realizará siempre a mano, con cuidados intercalados de los hilos horizontales para conseguir esa suave textura al tacto de las alfombras persas.

Desde hace dos mil años la tradición de confección de alfombras persas no ha cambiado, pudiendo llegar a tener más de mil nudos por centímetro cuadrado las más finas, cuya materia prima es la seda, siendo este número de nudos el que determina su calidad y valor. Este trabajo artesanal y minucioso hace de estas alfombras objetos muy durables y bellos, auténticas obras de arte. Además de la larga vida útil, otra de las características que distinguen una auténtica alfombra persa es el proceso de coloreado de la lana, que permite mantener en esta fibra su grasa natural, esto le otorga a la alfombra la cualidad de repeler las manchas, siendo muy difícil que se queden impregnadas de forma permanente.

Identificar pequeñas imperfecciones

Puedes reconocer la auténtica alfombra persa trabajada artesanalmente verificando que en la parte de atrás, al voltearla, no tenga franjas cosidas a máquina. Busca pequeñas imperfecciones en la alfombra, si encuentras alguna diferencia en secuencias de color, o diferencia de tamaño de nudos, será auténtica. Busca también variaciones de tamaño en el ancho de la alfombra, si realizas distintas mediciones y varía el rango milimétrico, será auténtica, ya que si el anudado es con máquina no habrá variaciones en este rango.

Es muy importante que la alfombra tenga especificado su país de origen, las auténticas provienen de Irán, Afganistán, Rusia y Turquía. El valor de una auténtica alfombra persa lo determinan la calidad de la lana o seda utilizadas y su proceso de teñido, la densidad de los nudos por metro cuadrado –ambas características determinarán su durabilidad- y la propia belleza estética del patrón utilizado para su confección.

Más información

Las alfombras persas
Votar
Las alfombras persas
Votar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies