eurotuft@eurotuft.com

+34 91 879 27 50

Cómo limpiar alfombras de lana

Comentarios desactivados en Cómo limpiar alfombras de lana Alfombras

Consejos para limpiar tus alfombras de lana

Las alfombras de lana necesitan una limpieza un tanto especial, diferente que las de fibras sintéticas, pues la fibra natural requiere de unos cuidados especiales y que en la maniobra de limpieza se siga un procedimiento que permita que la lana, como material principal de su manufactura, quede libre de suciedad y polvo, perfectamente seca, con su aspecto y tacto originales, y que sus colores recobren su brillo y tonalidad naturales.

Al final del invierno es buen momento para realizar una limpieza a fondo de tus alfombras de lana, este mantenimiento es necesario para preservar todas sus propiedades por mucho tiempo, y que al guardarlas hasta la siguiente estación tengas la seguridad de que no vas a encontrarte con sorpresas desagradables cuando las vayas a utilizar nuevamente.

Estarán impecables, libres de ácaros, insectos u otros elementos que atacan la lana de las alfombras, listas para extenderlas en tu salón y otros lugares de la casa que se transforman por completo con el “vestido” tan cálido que dan las alfombras de lana en el hogar.

Eliminar el polvo y suciedad

Las fibras naturales de las alfombras de lana tienden a retener suciedad, por lo que un mantenimiento basado en un buen aspirado y limpieza habituales de las manchas que puedan tener es muy importante cuando las estés utilizando.

Para las limpiezas de temporada y a fondo, lo primero que haremos es sacudirla en el exterior a ser posible, para sacarle todo el polvo acumulado por el uso. Esto puedes realizarlo colocándola en un tendedero o una zona donde cuelgue hacia el exterior, y golpearla con un mango de escoba o un listón de madera, de esta manera el polvo incrustado sale con facilidad.

El aspirado

La tarea de aspirado deberá realizarse de forma tal que la dirección se alterne para evitar aplastar las fibras de lana, y colocando el cepillo aspirador en la posición de aspirado de alfombras, a más altura, lo que protege el textil de la alfombra, con un par de pasadas al menos para asegurarte una eliminación total de los ácaros y el polvo, y como mínimo la aspiración la realizarás cada 15 días durante las temporadas de uso de la alfombra, y la cara posterior con menos frecuencia aunque también es conveniente su aspirado al menos cada dos meses.

Para la limpieza a fondo de temporada, una vez que esté sacado el polvo y suciedad de superficie deberás lavarla en profundidad con agua fría y jabón neutro, ayudándote de una esponja, siguiendo la dirección de los hilos del textil. El aclarado con agua abundante para eliminar por completo el jabón es importante, esto le dará prestancia al tejido y brillo a sus colores, evitando también posibles daños a las fibras de lana.

El secado

Es importante que la alfombra se seque rápidamente después de su lavado a fondo, pues de lo contrario podrían producirse hongos en las fibras e instalarse la humedad en ellas. Deberías dejarla escurrir colgada al exterior en la misma posición que para sacudirle el polvo, esto acelera mucho su secado, y si es necesario deberás utilizar un radiador para completar el proceso de secado, por ambas caras. Cuando esté seca, pasarle la aspiradora le quita la rigidez y dará suavidad a la lana. ¡Ya estará lista tu alfombra para la próxima temporada!

Más información

Cómo limpiar alfombras de lana
5 (100%) 1 voto
Cómo limpiar alfombras de lana
5 (100%) 1 voto

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies